Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Un corto en 100 horas, la experiencia de 5 egresadas y egreasados ENERC NEA en el Rally Cinematográfico FENAVID 2020

La visión política con la que viene construyéndose la Enerc Nea desde sus inicios y que concibe a la articulación regional, nacional y latinoamericana como el mejor camino para desarrollar y fortalecer los vínculos latinoamericanos y que ello se traduzca en un montón de posibilidades y formas de producción audiovisual. Esta visión de construcción en redes, nos permitió tener la posibilidad de estar presentes en este espacio de encuentro y formación audiovisual.  En Fenavid, se congregan cientos de realizadoras y realizadores, técnicos, actores, estudiantes y toda Latinoamérica, para convivir durante 5 días.

La virtualidad en este tiempo de pandemia paradójicamente acorta distancias y nos enfrenta a nuevos desafíos. Uno de ellos fue el desarrollo del Rally Cinematográfico 2020, el Festival Internacional de Cine San Cruz (Bolivia), en su edición Nº 20, en donde un equipo de egresadas y egresados de la ENERC NEA participó adaptándose a las nuevas “normalidades” y sus formas de producción audiovisual.

Las restricciones de circulación entre países y la imposibilidad, por el momento, de desarrollar eventos masivos que aglomeren personas por los altos riesgos de contagio del nuevo coronavirus COVID-19, hizo necesaria la incorporación de nuevas metodologías de trabajo en entornos audiovisuales para el desarrollo de los mismos, que antes requerían de la presencialidad de las personas pero que no evitó la participación de nuestro cine local y regional a través de egresadas y egresados de la ENERC NEA.

Tal es el caso del Rally Cinematográfico 2020, el Festival Internacional de Cine San Cruz (Bolivia), que este año celebró su Edición número 20,  que se realiza anualmente en ese país andino. Equipos de distintos países de Latinoamérica, tienen tan solo 100 horas para  escribir una historia a partir de una premisa que les designan, producir el cortometraje, presentarlo y competir. Este año a diferencia de los anteriores, los participantes tuvieron que utilizar plataformas como Zoom, convivir en sus salas por 5 días,  o utilizar videollamadas de whastapp para poder definir roles, guionar, dirigir y grabar.

El equipo que representó a la ENERC NEA, estuvo conformado por egresadas y egresados de las distintas cohortes, integrado por Jessica Beard, Gonzalo Ayala (cohorte 2015) León Recalde (cohorte 2016),  May Alessio y  Damián Parola (cohorte 2017) y  dijo presente en dicho festival con un corto que refleja una realidad que nos atraviesa a todos, particularmente abordado desde el humor: “Mañas 5G”, cuenta la historia de una pareja de abuelos que tratan de comunicarse con las nuevas formas de comunicación, utilizando las videollamadas.

Al respecto de esta experiencia única para el cine local y regional, Jessica Beard indicó que el “Rally Cinematográfico ha significado la oportunidad de encontrarnos de lleno con las distintas situaciones y problemáticas que el sector audiovisual y cinematográfico enfrenta en este contexto actual. Estamos en un periodo de reconstrucción de las modalidades de filmación que solían ser eficaces por nuevas alternativas impulsadas por la tecnología que propone nuevas plataformas y resoluciones”.  Una analogía con la realidad de este tiempo, para Jessica: “estos nuevos modos resolutivos dejarán una impronta en el producto audiovisual que marcarán estas particularidades. Y en definitiva eso fue el rally, 100 horas de vértigo donde la capacidad de ir superando los obstáculos conllevaba a la realización exitosa”.

Así mismo, Gonzalo Ayala, también se refirió a la incorporación de nuevas herramientas en la producción audiovisual. “Podemos decir que somos los primeros en realizar un corto ficción y grabarlo de forma remota – al menos en el nea – y estamos muy contentos por lo que se logró. Es un material con mucho potencial, y todavía está para mejorarlo aún más”. Un verdadero desafío. Sin dudas que esta nueva forma de adaptarse a lo antes impensado es una “experiencia inolvidable” y deja  “un crecimiento personal y profesional que nos pone en un lugar donde no vemos imposibles, siempre y cuando trabajemos en equipo y  pongamos todo el compromiso necesario para ello”, añadió Gonzalo.

Cansancio, horas de desvelo y mucho trabajo en equipo. León Recalde definió la experiencia como “intensa, por las horas de duración y los desafíos que plantea”. Los actores para los cortos fueron sorteados y este equipo, el que nos representó, tuvo que trabajar con un actor boliviano de gran trayectoria en el cine de ese país. La intensidad se dio en todo. “Nosotros no sabíamos muy bien a que nos íbamos a enfrentar (.) Fue una experiencia muy positiva, muy divertida filmar con él (actor). Tuvimos que coordinar, hacer un par de videollamadas con él para definir cada cosa (.) Nosotros tuvimos un par de videollamadas con él de preproducción, con el equipo entero y después ya en el rodaje únicamente el director de fotografía y yo  teníamos esta videollamada en donde nos mostraba más o menos el cuadro, le decíamos donde colocar las cámaras, las luces donde debía colocarse el actor, que acción hacer y ahí le iba dando las directivas así por videollamadas de WhatsApp”. Cabe aclarar que los rodajes se dieron tanto en Bolivia como en Formosa, en su mayoría a través de la vitualidad entre ambos países.

Para May Alessio “la modalidad a distancia fue el desafío más grande” además de la presión del tiempo. Al respecto explicó lo que fue dirigir vía celular a otra persona que está en otro país: “Fue una locura esta cosa remota que en un rodaje no se da. El día uno de rodaje que fue el sábado, ya mientras con otra parte del grupo nos organizamos para el día 2 de rodaje que por suerte lo pudimos hacer acá en Formosa y fue como un rodaje más tradicional. También llevó muchas horas pero fue así también maratónico: fue llegar, ordenarnos, saber que planos íbamos a filmar y hacerlo, terminar e irnos, teníamos que ir a desgravar el material para que se comience a editar”. “Fue un experiencia única la verdad. Me recordaba un poco a los trabajos de la facu, de la ENERC (.) Llegar sin nada e irse con un montón de aprendizajes de y de cosas y de cansancio pero al mismo tiempo de un orgullo por el trabajo que se hizo, el equipo que se formó, la historia que se contó, por la predisposición de los actores. La verdad que ese es el gran premio de este Rally”, añadió.

Ante esta nueva forma de hacer cine, Damián Parola, dio a expresó lo que significó este festival: “Para mi participar en un rally comenzó como la idea de competir para ganar. Sabíamos que íbamos a participar en un festival internacional y que dentro de todo era que representábamos a Argentina o al NEA en una competencia que era de cortos (.) Era como animarnos a salir un poco de Formosa, de Argentina y poder ver cómo nos llevábamos con otros profesionales de la realización audiovisual y el rally como que termina convirtiéndose en una experiencia más de convivencia” Más allá de los resultados, “lo que aprendes principalmente en los Rally´s es que hacer cine ya no se considera un trabajo sino una forma de vida”, concluyó Parola. Una frase bien compartida por este equipo tras su participación en otra edición de este festival cinematográfico.

Agradecemos a las actrices formoseñas: Tedy Durán y Melanie Castellini y a Elías Serrano, Bolivia- Santa Cruz que se sumaron a este desafío.

El Rally Cinematográfico se realizó en el marco del 20 Festival Internacional de Cine Santa Cruz, Bolivia, FENAVID del 8 al 15 de octubre pasado.

Dejanos tus Comentarios

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on facebook

Diseño & Programación: DG. Fernando Escudero

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on facebook
Cultura Digital Formosa
Cultura Digital Formosa